SRAM vs Shimano; historia, análisis y evolución

¿De dónde vienen SRAM y Shimano? ¿Cómo comenzaron su reinado? Todos los inicios son difíciles, aunque ahora dominan el MTB y la modalidad de XC. Analizamos la historia y evolución de estos dos gigantes del ciclismo para esclarecer algunas de sus principales diferencias. Si piensas que una es mejor que otra, estás loco, porque escoger entre estos dos fabricantes es como que te den a elegir entre tu padre y tu madre. Calidad lo mires por donde lo mires

Publicado por Carlos Castellano el Sunday 10 de December 2017

SRAM y Shimano. Shimano y Sram. Tan fácil y difícil al mismo tiempo. Cuántas veces habrémos escuchado la famosa frase de: “¿pero este Sram a que equivale en Shimano?”. Y es que, desde que aterrizó en 2001 con su primer cambio íntegro para XC, la firma estadounidense no ha parado de crecer hasta llegar al punto de hacerle sombra a Shimano, los reyes del sector de los componentes mecánicos de bicicletas desde hace unas cuantas décadas. Así que hoy toca hablar y conocer un poco más sobre las diferencias entre estos dos gigantes, competidores en el mundo de los grupos de transmisión tanto en carretera como en MTB.

fundadores shimano y sram

Historias diferentes, caminos encontrados

Shimano se estableció como empresa en 1921 en la ciudad de Sakai, provincia de Osaka (Japón), por Shozaburo Shimano. Los inicios de la compañía se basaron en la fabricación de piñones libres para bicicleta, hasta que en 1956 inventaron el primer cambio forjado en frío. A partir de ahí, el crecimiento fue exponencial hasta convertirse en nº1 en fabricación y distribución de productos de transmisión para bicicleta.

Shimano Componente clásico MTB

Por otro lado, Sram tiene una historia más breve pero mucho más intensa, todo sea dicho. Fue creada en 1987 y su nombre -SRAM- es un acrónimo de los nombres de sus tres fundadores: Scott, Ray y Sam. Empezaron fabricando cambios para bicicleta de carretera, y su verdadera explosión se produjo cuando inventaron el famoso Gripshift para carretera, que años más tarde se trasladaría a montaña. El nombre quizás suene a chino, pero todo el mundo lo conoce si lo ve montado en una bicicleta; sinónimo de calidad y suavidad de transmisión año tras año. 

Gripshift de SRAM, revolucionario en ciclismo MTB

Mejorando el MTB con productos distintos

¿Qué diferencias existen realmente entre Shimano y SRAM? Daría para escribir un libro más largo que El Quijote, pero a muy poca gente le interesará saber si uno está fabricado en aluminio anodizado 6051 y el otro con aluminio galvanizado 7425. Si hay tres cosas que a un ciclista le interesa saber, esas son sin lugar a dudas peso, mantenimiento y sensaciones. Y no importa el orden. Como ejemplo, vamos a utilizar lo más estandarizado hasta la fecha en monoplato: Shimano XT y Sram X1 -contando bielas, cassette, cadena, pulsadores y cambio trasero-.

Shimano

Con el grupo Shimano Deore XT nos encontramos con un peso de 1792 gramos el conjunto -sin tener en cuenta los frenos-, con un cassette de 11-42 y plato de entre 32/34 dientes. En mi opinión, es un cambio que transmite comodidad, fiabilidad y un tacto suave, tanto subiendo como bajando  piñones. Tiene un mantenimiento sencillo y no requiere grandes conocimientos para saber ajustarlo.

Shimano Di2 Transmisión MTB

Pero Shimano ha sabido destacar sus productos, y es posible encontrar el mismo grupo con la terminación Di2. Es decir, electrónico, jamón cinco jotas. Si tienes setecientos euros más para gastarte, ni que me pongan un Sram bañado en oro, porque el electrónico NO FALLA. Ni se desajusta, ni se atranca en subidas, ni le cuesta cambiar cuando hay mucho barro. Eso sí, como te quedes sin batería a medio puerto, bájate de la bicicleta y llama a la grúa, porque estas jodido. Aunque es más probable que te toque El Gordo y te alcance un rayo antes que el Di2 te deje en la estacada.

SRAM

A diferencia de Shimano, Sram tiene un diseño diferente, mucho más atractivo a la vista, con unos colores más fáciles de vender. En el grupo Sram X1 descubrimos que es ligeramente menos pesado, concretamente 1659 gramos el conjunto, con un mismo plato de 32/34 dientes. En su caso, podemos notar un cambio que transmite una sensación de mayor robustez, tanto en manetas como cambio trasero. Tiene un tacto más brusco, y a mí personalmente me gusta más, sobretodo subiendo piñones (posiblemente se deba a la tensión de la cadena y al mismo cambio en sí). Tiene un mantenimiento algo más complejo; aunque es la misma base que la de cualquier desviador, el salto entre piñones es diferente al de Shimano, con lo que quizás nos podamos encontrar con un plus de dificultad en el ajuste.

Sram Eagle Dorado Transmisión MTB

Aunque el Di2 de Shimano nos tiene a todos maravillados, Sram presume de ser la primera marca en montar un grupo de 1x12 velocidades. Te aseguro que no habrá pared que se te resista con este grupo. Con una belleza inigualable hasta la fecha, el Sram Eagle puede decir con plena confianza que es el mejor grupo mecánico creado hasta la fecha. Eso sí, prepara los billetes porque su precio es similar al electrónico de Shimano. Y eso de momento duele pagarlo, aunque siempre tendrás la variante de encontrarlo en el modelo GX, un grupo intermedio muy similar al XT.

Una transmisión adaptada a cada ciclista

Siendo totalmente sincero, escoger entre SRAM y Shimano es pura cuestión de gustos. Salta a la vista que cada marca está jugando muy bien sus cartas: Shimano con su Di2 electrónico en 1x11; y Sram con su Eagle en 1x12 en topes de gama, bastante alejados del público más amplio. Aunque creo que poco a poco el gigante Nipón está empezando a cederle algo de terreno a los estadounidenses.

Son éstos últimos quienes vienen cogiendo carrerilla desde este último lustro, ofreciendo grupos muy competitivos, como el 1x11 NX que Shimano ha empezado a ofrecer ahora en su gama 1x11 SLX. Veremos cómo evoluciona esta pugna por reinar en las transmisiones XC, se antoja muy entretenida. Aunque si alguna de las dos transmisiones cayeran en nuestras manos, no diríamos ni 'mú'. Palabra.