Los 10.000 del Soplao - Análisis

Ya sólo quedan dos semanas para intentar nuestro reto más ambicioso: Los 10.000 del Soplao. 163 kilómetros y 4800 metros de desnivel positivo nos esperan en Cabezón de la Sal (Cantabria). Más que técnica, tocará tirar de fortaleza física y mental para aguantar el mínimo de once horas que iremos sobre bicicleta. ¿Estaremos a la altura? Intentaremos vencer al Infierno Cántabro

Publicado por Miguel Márquez el Sunday 06 de May 2018

Nos plantamos en mayo con los deberes hechos y la satisfacción de decir que sólo nos queda una prueba de las cinco que nos planteamos al inicio de la temporada. Y no precisamente una cualquiera: la primera que nos planteamos, la que más ilusión nos hace. En definitiva, nuestro mayor reto. El sábado 19 de mayo -dentro de sólo dos semanas- tenemos una cita en la localidad de Cabezón de la Sal para desafiar al Infierno Cántabro en una de las carreras de MTB más duras y conocidas de toda España: Los 10.000 del Soplao.

Los 10.000 del soplao

Mucho más que una prueba de MTB

Se trata de una prueba que nació en el año 2007 con la idea de ser una carrera ultramaratón de resistencia que transcurre por zonas de alto valor ecológico como el Parque Natural Saja Besaya, la Reserva Regional de Caza Saja, las Zonas de Especial Conservación de los ríos Saja y Nansa y otras tantas zonas de una belleza incomparable. Lo que comenzó hace ya más de diez años con 464 participantes en la línea de meta y 160 que finalmente llegaron a meta, hoy es una prueba referente en varios sentidos, además de la prueba de MTB: carretera, ultramaratón, maratón, Combinada de montaña, Iron Man, Aguas abiertas...cualquier persona que disfrute de la naturaleza puede disfrutar de los 10.000 del Soplaos. Pero la primera, el origen de todo fue, cómo no, la de MTB.

Los 10.000 del Soplao río

Según cuentan, la idea surgió del Club MTB Cabezón de la Sal a la vuelta de una 'Quebrantahuesos'. ¿Por qué no hacer algo igual en Cantabria? Pues dieron en el clavo. Los 10.000 del Soplao es una prueba conocida por su dificultad de ultra resistencia física y mental, que es lo que hace falta para superar los 163 kilómetros y 4680 metros de desnivel positivo de la edición de este 2018. Más que la dificultad técnica, que no la tiene, otra de las claves es superar el frío o la climatología adversa que nos podamos llegar a encontrar, teniendo en cuenta que durante la prueba se llega en más de una ocasión a cotas de 1.200 metros de altitud.

Altimetría Los 10.000 del Soplao 2018

Ejemplo de superación año tras año

De todas las pruebas que hemos hecho en nuestra vida, creo que esta es de la que menos podemos hablar. Nunca hemos hecho ni esa distancia ni ese desnivel, y mucho menos creemos que la hagamos hasta el mismo día de la prueba. Pero sin dudas Los 10.000 del Soplao es una carrera que es inspiración y ejemplo de superación para ciclistas año tras año. Cada uno tendrá sus motivos, pero es una prueba especial y un reto bonito por todo lo que supone.

Línea de salida Los 10.000 del Soplao

Cruzarnos media península para machacarnos durante más de once horas y volver a casa con una sonrisa pudiendo decir que hemos superado el Infierno Cántabro bien seguro merece cada gota de sudor que derramemos. A la vista está el documental sobre la prueba, ejemplo más que suficiente para hacernos una idea de lo que nos encontraremos. Da miedo, será durísimo, pero las ganas de ponernos a prueba son mayores que el miedo al fracaso. En dos semanas allí nos veremos, en Cabezón de la Sal, para tomar la salida haga el tiempo que haga y luchar hasta el final. Valdrá la pena.