Bike Marató Cap de Creus 2018

Se acerca Semana Santa y cada vez pulimos más nuestra condición física sobre la bicicleta. Paso a paso, pedal a pedal. Con la Volcat 2018 a la vuelta de la esquina nos vemos las caras en Roses con una prueba que hacía años ya estaba marcada en el calendario: la Bike Marató Cap de Creus. Un recorrido mágico e inolvidable por el parque natural catalán que nos hizo esforzarnos para superar los 70 kilómetros y casi 2.200 metros de desnivel positivo en todo su recorrido

Publicado por Miguel Márquez el Wednesday 14 de March 2018

Ya bien entrados en el tercer mes del año, marzo es una época espectacular para disfrutar del MTB en todo su esplendor, más todavía si nos vamos a Roses para participar en una de las carreras que tenía marcada en el calendario desde hacía años: la Bike Marató Cap de Creus. El fin de semana estaba dando buenas perspectivas climatológicas, fundamentales para pasar una buena jornada de domingo y olvidarse del viento, que pegó con fuerza a ratos durante todo el día, aunque menos de lo esperado. Personalmente, una prueba importante de cara a preparar las tres pruebas que teníamos programadas hasta mayo (Volcat, Empordà BTT Extrem y Soplaos).

Línea de meta Bike Marató Cap de Creus - La Trialera

Sabía que era un día para disfrutar, aunque también para sufrir subido a la bicicleta...ya sabéis, ese extraño placer que experimentamos los ciclistas. Conozco un poco el terreno, los repechos y los senderos de la zona. Añádele el viento y que hay auténticas bestias en la línea de salida como Tomi Misser, Aleix Espargaró o Maverick Viñales. No iba a ser fácil pero allí estábamos. Salida lanzada a las 9 de la mañana desde el pabellón de Roses dirección Canyelles y allí enlazamos con la primera subida fuerte del recorrido. Pasada la torre de comunicación, pequeño descanso y seguimos subiendo hacia Cap Norfeu, donde se tuerce a la derecha y se baja por un sendero bastante ágil. Era un terreno cómodo, parecido al que suelo ir cuando entreno, muy divertido. Llegada a la carretera a Montjoi pasada la Torre del Sastre. Un privilegio disfrutar del ambiente y las vistas de la zona.

 Tras 300 metros de carretera, seguimos bajando por pista hasta enlazar con una trialera que nos lleva a cruzar la antigua cantera abandonada. Volvemos a enlazar la carretera hasta bajar cala Montjoi, donde nos introducimos de pleno en el Cap de Creus.

Viento y repechos, doble entrenamiento

Una de las características de esta carreras es la variedad de paisajes y terrenos por los que tienes la oportunidad de pasar. Pista ancha, sendero al estilo alta montaña, trialeras técnicas...y todo ello envuelto en un paisaje espectacular. Pasado Cala Montjoi, se inicia la segunda gran subida dirección Cala Jòncols que culmina en un repecho de los que te curan el resfriado.  ¡Menudo sofoco!

Orbea Alma Bike Marató Cap de Creus - La Trialera

A partir de ahí, el terreno cambia completamente y se vuelve roto y empedrado, como si de repente estuviésemos en otro lugar. Va llaneando, surfeando la montaña, pero desgastando las piernas poco a poco. Al cabo de 8 kilómetros tuerce a la derecha y empieza a bajar hasta prácticamente el nivel del mar para subir de nuevo 400 metros en 5 kilómetros. La subida nos lleva de nuevo a pasar por la rampa que cura los resfriados. Pero ya es un mal menor viendo que el viento va en aumento y quién sabe lo que nos deparará el resto de carrera.

Privilegiados sobre la bicicleta

Una vez alcanzada la tercera gran subida de la prueba, nos situamos en el kilómetro 50. Ya sólo quedan 20 para acabar la aventura, aunque para mi comenzaba el mejor tramo del Bike Marató Cap de Creus. Tras cruzar la carretera de Roses a Cadaqués, toca poner pie a tierra para subir una pared. Imposible subirla en MTB, aunque un ciclista me comenta que el año pasado la bajaron. Dejo de quejarme y subo callado como un Cab***. Una vez tocada la cima, trialera y más trialera sorteando el viento como buenamente se puede para bajar hasta Port de la Selva. Un rápido y divertido sendero que te lleva a los pies del municipio, al último avituallamiento. Así que tan pronto como encontramos carretera, a los pocos kilómetros nos desviamos para encarar con ganas la última subida de la prueba: otros 400 metros en 5 kilómetros bastante llevaderos, hasta que vemos la última trialera que nos lleva a Mas Fumats

Fotos Bike Marató Cap de Creus - La Trialera

Esta última trialera ya la había hecho años atrás y, aunque he ido mejorando la técnica en bajadas, ya sabía que aquí iba a perder bastante tiempo. Y así fue. Nada dramático, pero puse pie en el suelo alguna vez porque temía que el cansancio me jugase una mala pasada. Lo que queda una vez abajo ya es historia: senderos y enlaces con caminos dirección Mas Oliva hasta encarar línea de meta. Han sido algo más de cinco horas que he disfrutado como un niño.

¿Valoración final? Si quieres disfrutar de un trazado espectacular y en un entorno privilegiado, no lo dudes y hazla incluso por tu cuenta. Eso sí, sin avituallamientos y ahora que viene el calor, no sabemos si aguantarás 4 horas a pleno sol por el Cap de Creus. Yo tengo claro que volveré a disfrutar de este pedazo de rutón.